CAR suspendió actividades en seis minas ilegales de Ráquira

En operativo de control y seguimiento contra la minería ilegal, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) impuso medida preventiva de suspensión de actividades a seis minas artesanales ubicadas en varios predios privados de la vereda Gachaneca del municipio de Ráquira (Boyacá), por no contar con licencias ambientales ni los títulos mineros que exige la normatividad colombiana.

Durante el procedimiento, adelantado en coordinación con el Grupo de Carabineros de la Policía de Villa de Leyva y la Unidad Nacional de Minería (UNM), fueron encontradas en flagrancia 16 personas quienes realizaban la extracción ilícita de carbón, la mayoría sin los elementos de protección necesarios para salvaguardar su integridad física. Algunos, incluso, trabajaban en sandalias, según indicaron funcionarios de la CAR.

Los sindicados fueron dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación para la imputación de cargos.

“Logramos evidenciar afectaciones en la cobertura vegetal, la flora, el suelo y el paisaje. Daños a los recursos naturales irreparables, debido a la inadecuada disposición de los residuos y el mal manejo de aguas residuales”, aseguró Jahanna Castro, directora regional de la CAR en Chiquinquirá.

La funcionaria informó que luego de legalizar la medida iniciará el proceso sancionatorio contra los presuntos responsables, incluido el arrendador y poseedor del predio.

Sobre el particular, Castro afirmó que el implicado explicó a las autoridades que su negocio consistía en arrendar por partes el terreno para la explotación de carbón.

“En el lugar también hallamos madera de diferentes especies y tamaños de la que se desconoce su procedencia. Con ese material construían los túneles al interior de la mina, los cuales no cumplían con la altura mínima”, resaltó.

Además, en el sector fue observada una especie de container y una vivienda improvisada en madera y plástico, donde se alojaban algunos trabajadores. “Estas no cuentan con condiciones higiénicas y sanitarias. Los residuos originados por las personas se visualizan en los alrededores de la bocamina. Tampoco se observó pozo séptico”, señala el informe técnico del operativo.

Durante la diligencia fueron decomisados por la Policía varios equipos que eran usados para la extracción del mineral como malacates, motores y guayas, entre otros.

La CAR invita a la comunidad en todo el territorio a denunciar las acciones que atenten contra los recursos naturales en los teléfonos (601) 580 11 11 en Bogotá, o al 01 8000 915 317 – 01 8000 913606 en el resto del país.

Share this article:
Previous Post: Bogotá, sede del Smart City Expo 2023

April 19, 2023 - In General

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published.